miércoles, 25 de enero de 2017





¿Donde vamos este finde?



Llevo tiempo queriendo escribir sobre esto.  Lugares especiales, con soul, lugares  a los que podemos ir con niños ¡¡ y acertar!!

Sitios donde podemos ir a comer y la oferta gastronómica para los mas pequeños,  no se limite a pollo frito con papas fritas, croquetas,  pescado empanado y frito o salchichas con papas. 

Lugares en los que cuiden, no sólo la salud sino el paladar de los pequeños.


La gastronomía también es cultura, y bajo mi humilde opinión, creo que se está perdiendo una parte muy importante de la nuestra. Las tradiciones si no se practican, se acaban perdiendo.


¿No les pasa que un aroma o un sabor les transporta a un recuerdo concreto, la niñez, tal vez? A mi me pasa constantemente.

Esa memoria de los olores, dudo que tenga efecto con el pollo frito o los perritos calientes.

Tuve la gran suerte de que mi madre es una gran cocinera, y en casa la vida familiar giraba alrededor de calderos humeantes, de lentejas a medio escoger recién llegadas de Lanzarote, chícharos, piñas de millo llenas de greña, coles con gusanos y eternas rapaduras solían vivir en la despensa de mi infancia, junto a la lata del gofio. El quesillo de mamá adornaba la nevera por breves instantes en los cumpleaños de casa y la olla trabajaba sin cesar, todos los días. 
  

Creo que deberíamos dejar atrás el tiempo del pollo empanado y los menús infantiles, fáciles y carentes de todo.  Los niños merecen comer bien, disfrutar comiendo y descubrir que COMER ES ALEGRÍA. 



"Gastro- Guachinche La Bola"


Un lugar, que nos sorprendió muy gratamente, es La " Casa de comidas la Bola, en La Matanza de Acentejo, Tenerife, conocida como " Gastroguachinche La Bola". No sólo por lo bien que acogen a los niños, sino por la cuidada selección de ingredientes, todos ellos de temporada y de Km0, con la que han elaborado su carta de invierno.

La sencillez de la Cocina Tradicional Canaria con toque de imaginación y una muy buena y cuidada presentación. 





Probamos una deliciosa crema de berros (sin nata) con su gofio, su queso y sus coscorrones de pan. Unas arvejas con cochino y huevo poché, un bacalao confitado en aceite de oliva virgen extra sobre cama de puré de papa yema de huevo. Albóndigas de solomillo de ternera con papilla y cebolla frita y un arroz arbóreo cremoso, tipo risotto ( sin nata, amén) con verduras de temporada y parmesano, que estaba delicioso. Nos quedamos con las ganas de probar sus famosos churros de pescado, el atún rojo "patudo" glaseado con mojo rojo, las garbanzos con pulpo, el tartar de atún... su oferta en carnes también es muy atractiva.






 A la carta de comidas, le sigue una carta de vinos pequeña pero bien pensada, con buena representación de nuestros caldos con denominación y a muy buen precio, por cierto. 



...Y lo importante que es,  que a una buena comida,  le siga un buen café ...


 Pues en La Bola, nos mimaron con una humeante y aromática cafetera italiana y mientras jugábamos una partida de cartas con los niños disfrutamos de una sobremesa llena de sabor.

Los niños, tuvieron su momento dulce con un coulant de chocolate con helado de vainilla. 






















Despistan su cartel tan normal y su fachada poco agraciada. Te sorprende lo bien que se come y el servicio amable y profesional.  Nos trataron super bien, a pesar tener el restaurante hasta los topes,  y Paula, con quien mantuvimos un ratito de charla, fue muy amable.

Ups, me olvidaba de hablarles de las privilegiadas vistas al Valle de La Orotava y del atardecer que acompañó nuestro café,¡maravilloso!. 




Y nada mejor que pasar la tarde con aromas a hierba y a tierra mojada, el monte de la Matanza, estaba particularmente bonito ese día, la zona de los castaños pelados de hoja pero rebosantes de vida. 





Pasando por el Barrio de Los Arroyos llegamos a la zona de castaños, donde nos topamos con huertas de verduras y mucha, mucha viña en cordón, sistema de cultivo muy antiguo, tradicional y único de algunas zonas del norte de la isla. 



Fayal - Brezal, pino y castaños  adornan estas cumbres






Disfrutamos de un precioso atardecer con vistas al Teide


Espero que les guste y les sea útil esta nuestra nueva sección del blog. Nos encantará que nos sugieran sitios con encanto.¡¡ Hasta la próxima !!