domingo, 3 de mayo de 2015

Desayunos con AMOR

Feliz día a todas las mamis

Desayunos con AMOR

Crepes en forma de corazón,  bañados con la sutileza de la jalea casera de membrillos ecológicos, receta de mi abuela, y de mi madre. Aromas de mi infancia que comparto ahora con mis hijos. Viajando a través de los sentidos. 

Receta de crepes:


Ingredientes para 8 Crepes:

- 150 gramos de harina de flor
- 250 ml de leche entera
- 15 ml de aceite de oliva virgen extra
- 5 gramos de azúcar (opcional)
- 3 huevos 

- Una pizca de sal

En una hondilla batimos los huevos, le añadimos la leche, la sal, la harina tamizada y el azúcar, si nuestros crepes van a ser dulces.
Mezclamos bien todos los ingredientes y dejamos reposar una media hora en un lugar sin corrientes o en la nevera si hace mucho calor.
Tras el reposo, ponemos una sartén antiadherente o una crepera al fuego. Con pincel de repostería resistente al calor, pintamos el fondo de la  sartén  o la crepera,  con el aceite de oliva virgen. Y echamos porciones de la masa de manera que cubra el fondo de la sartén, con mucho cuidado para que no nos quede la crepe muy gruesa y cruda. Tiene que quedar fina y con buena textura. Para ello, hay que poner la misma medida siempre en la sartén, para que todas nuestras crepes nos queden iguales. Pasados unos instantes, se le da la vuelta a la crepe, y se saca sobre un plato o la mesa de trabajo, sin apilarlos calientes.
Las crepes que llevan azúcar dentro de la masa, siempre quedan algo más dorados y hay que tener especial cuidado de que no se nos quemen, ya que con el calor, el azúcar tiende a caramelizarse.

Las crepes dulces se pueden rellenar de multitud de cosas, chocolate caliente, frutas, mermelada, miel, helado, o deliciosa jalea de membrillos casera ...